Ambientación
El reformatorio está ubicado en un pueblo donde los internos vienen de muchas partes de Japón e incluso de otros países. El reformatorio lleva poco tiempo abierto pero con las buenas propagandas y saber que Gin es el dueño muchas personas no se negaron. Niños ricos, niños pobres niños de todas las clases, se encuentran en este reformatorio. Hay que mencionar que el reformatorio tiene una gran vigilancia para evitar que los jóvenes internos se escapen. La entrada como tanto los patios Todo el perímetro de la propiedad está vallado y electrizado, quien se acerca a ella recibirá una descarga de catorce mil voltios. El bosque no está lejos del reformatorio pero no muy cerca. El motivo por el que no está cerca es para poder ver a los internos cuando se escapen y no perderlos entre las ramas de los árboles como también tener una amplia mirada por si los Renegados intentan entrar. Cuando el reformatorio se abrió las instalaciones no eran muy buenas, pero con el tiempo se han ido arreglando para evitar que algún interno resulte herido por las malas condiciones del lugar. Sin embargo, no has venido a un hotel de cinco estrellas por tus actos, sino a reformarte pero desconociendo que seras el alimento de los vampiros que se encuentran dirigiendo el reformatorio el cual es su refugio y los reclusos su comida. Lo primero al entrar en este lugar veras cuervos volando alrededor del edificio y algunos estarán observándote desde el techo. Sí, lo primero es que te entrara es grima al ver aquello, al ver que el lugar parece estar sacado de una película de terror pero no tardarás en darte cuenta que aquellos cuervos tienen un dueño y es de un viejo jardinero que siempre ha estado en el reformatorio. En el interior del reformatorio veras que todo está en orden o eso se intenta, habrá algunos vigilantes y siempre te toparas con unos de ellos, muchos de ellos no son tan amigables y será mejor que no les molestes si no quieres pasar un par de días en la sala de castigo o que drenen tu sangre por completo. En cuanto a los cuidadores estos son más amables pero no todos porque siempre intentaran mantener la mano dura ya que corren el riesgo de que muchos de los internos le tomen el pelo. En cuanto a las habitaciones estas son compartidas por cuatro personas del mismo sexo. No son muy grandes y las camas son de literas para poder aprovechar todo el espacio posible. No hay televisión, es más la única televisión del lugar se encuentra en la Sala de Entretenimiento. Y como sabrán está totalmente prohibido estar en los dormitorios del sexo contrario. Las ventanas nunca están abiertas y suele cubrirlas unas cortinas gruesas de color negro y rojo para impedir que los rayos del sol entren al lugar y unas de las otras normas es que está prohibido abrir las ventanas e incluso retirar a un lado las cortinas. Hay un toque de queda y es a las 10:00 de la noche, quien este fuera de su dormitorio a esa hora, castigo va para esa persona, así que más vale no hacerlo o si lo haces intentar que no te pillen. Pero resultara algo imposible ya que en todo el reformatorio hay cámaras de vigilancias y en el único lugar en donde no hay cámaras es en los baños y duchas..

Conexión

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 48 el Mar 4 Ene 2011 - 23:27.

Social

Award
nombre del personaje
» Temas libres
por Senchi Miér 12 Dic 2018 - 1:01

» Temas finalizados.
por Senchi Mar 11 Dic 2018 - 23:46

» Alënthe - Afiliación Élite
por Gin Fujimoto Mar 11 Dic 2018 - 22:18

» Odissey [Dream Walker] - Afiliación Elite
por Gin Fujimoto Mar 11 Dic 2018 - 22:10

» Puestos de trabajos dentro del Watari
por M. Valerik Markovic Lun 10 Dic 2018 - 22:55

» Valerik Markovic [I.D]
por Nils W. McClain Lun 10 Dic 2018 - 22:38

» Blind Date [Priv. Nils W. McClain]
por Nils W. McClain Dom 9 Dic 2018 - 16:18

» ¿Qué prefieres, esto o aquello?
por Nils W. McClain Sáb 8 Dic 2018 - 17:04

» Astherya Foro Rol [Yaoi +18] [Afiliación Élite]
por Gin Fujimoto Sáb 8 Dic 2018 - 11:52

» Confieso...
por Nils W. McClain Vie 7 Dic 2018 - 22:47

» Deep Seas (Piratería y aventura) // Confirmación Afiliación élite
por Afiliación Vie 7 Dic 2018 - 13:58

» Dedícale una canción a tu personaje de rol
por Ademaro Lecter Vie 7 Dic 2018 - 4:56

» El secreto de Atlantis [Afiliación Elite] Confirmación
por Afiliación Jue 6 Dic 2018 - 23:53

» Yuka Workshop [Taller]
por Yuka Kurohiko Miér 5 Dic 2018 - 0:02

» NEOARGHIA +18 - Élite.
por Gin Fujimoto Lun 3 Dic 2018 - 22:53

» ¿Que escuchas en este momento?
por Alexei Bronislav Dom 2 Dic 2018 - 0:24


Kadar Himura [ID]

Ir abajo

Kadar Himura [ID]

Mensaje por Kadar Himura el Mar 27 Nov 2018 - 20:22

Kadar Himura
Edad: 18 años.
Nacimiento: 16/10/2000
Raza: Humano
Sexo: Masculino
Orientación: Heterosexual
Nacionalidad: Japonesa
Motivo de detención: -Violación.
-Secuestro.
-Tortura.
Antecedentes: -Acoso sexual.
-Peleas callejeras.
-Desacato a la autoridad.
-Posesión de sustancias estupefacientes.
Personalidad
Nos encontramos ante un chico difícil de tratar. Se comporta de forma violenta sin importar lo que pueda pensar la gente que le rodea, sin control sobre sus actos y con el único objetivo egoísta de satisfacerse a sí mismo. No soporta que le den órdenes y no atenderá a razones con nadie, hará lo que él quiera porque siempre ha sido así.
Es impulsivo y arrogante, frío y embustero. No se anda con rodeos, cuando quiere algo lo debe conseguir a toda costa, aunque tenga que pisotear a quienes se interpongan en su camino. Sarcástico y fanfarrón cuando trata con personas autoritarias como profesores o vigilantes; machista y dominante con las mujeres; violento y territorial con otros hombres. En general, un joven bastante problemático para cualquiera que se lo encuentre.

Se irrita con gran facilidad y no es de los que avisan antes de descargar su ira; tiene experiencia suficiente en peleas y no le importa golpear o ser golpeado. Siempre busca nuevas experiencias con las que poder entretenerse, a pesar de esto, intenta tener el máximo control sobre la situación, teniendo preferencia a utilizar la fuerza para lograrlo.

Es ambicioso y le gusta llamar la atención, normalmente alzando la voz más de lo que debe para asegurarse de que la gente le escucha. No se puede decir que sea el súmmum de la inteligencia, pero tampoco es tonto; se percatará si alguien intenta engañarlo de la forma que sea, en especial cuando se trata de mujeres, pues en este ámbito es aún más posesivo de lo que pueda llegar a ser con cualquier otra cosa, por lo que siempre estará pendiente de que esas chicas sean sólo suyas. Sin embargo y aunque su deseo sea que ellas tengan ojos sólo para él, no se puede decir lo mismo del joven.

A día de hoy se le considera una persona bastante peligrosa, en especial para el sexo femenino, por lo que dentro del reformatorio está bajo vigilancia casi constante, lo cual le agobia y enfada a partes iguales.


Historia
Kadar ha sido, desde que tiene uso de razón, un chaval problemático. Siendo muy pequeño empezó a defenderse con uñas y dientes, literalmente, ante cualquier situación en la que se sintiera amenazado, aunque pronto los niños de su alrededor aprendieron a no llevarle la contraria y respetarlo de la forma que él pedía. Al notar el buen resultado de este comportamiento, el muchacho quiso hacerse notar, no sólo en el instituto, sino también en las calles. A la temprana edad de diez años, ya se juntaba con chicos mayores que él en pequeñas bandas que se dedicaban en su gran mayoría a robar, asustar a gente y destrozar los bienes públicos. Empezó a fumar tabaco a los once y marihuana a los trece, pero esto último no le convencía del todo dado el estado de embobamiento al que se exponía, por lo que simplemente se dedicó a buscar otras alternativas como el alcohol.

Su ámbito familiar era deplorable: su padre los había abandonado antes de que él naciera y su madre había caído en una depresión que la llevó a depender de unos medicamentos que la anulaban como persona, por lo que Kadar se buscaba solo la vida. Además de eso, el único familiar que le quedaba era su abuelo de origen árabe, que se había mudado a Japón tras conocer a su fallecida esposa y abuela del chaval; un hombre de pocas palabras y malas miradas, del que había aprendido más de lo que imaginaba. Machista como él sólo, siempre con las manos entretenidas en cualquier cosa que no fuera una tarea del hogar: una lata de cerveza, un duro cinturón de piel para azotar a quien no cumpliera con su deber o un billete de 5000 yenes que acabaría en el tanga de alguna ramera.
Aunque tampoco es que importara mucho puesto que apenas se pasaba por casa, ni si quiera para dormir. Siempre se las arreglaba para quedarse en casa de algún colega o directamente pasar la noche en clubes rodeado de gente adulta. Al fin y al cabo, aun teniendo catorce años en aquellos entonces aparentaba ser mayor de edad debido a su estatura y complexión. Las peleas callejeras eran cada vez más frecuentes, incluso llegó a ser detenido por la policía en un par de ocasiones.

Su libido se desarrolló tan rápido como su cuerpo y pronto empezaron a aflorar las necesidades más primitivas de los humanos. Su decimoquinto cumpleaños lo celebró perdiendo la virginidad con una fulana a la que ni siquiera tuvo que pagar por el estatus y la fama que tenía, que poco a poco iba haciéndose mayor. Fue ahí donde empezó todo, rodeado de sus más allegados, disfrutando de un espectáculo de mujeres con cada vez menos ropa y un par de rayas sobre la mesa. Su ansia sexual, mezclada con la adicción a la cocaína, llevó a Kadar a un punto del que muy difícilmente iba a poder volver, aunque un par de años más tarde un buen susto hizo que se replanteara la vida de otra manera. Una sobredosis que, por suerte o por desgracia, no acabó con él.

Tras unos meses en una clínica de desintoxicación, Kadar volvió renovado a las calles, dispuesto a darlo todo en el único ámbito en el que se sentía completamente satisfecho: el sexo. El haber dejado las drogas duras le obligaba en cierta manera a dejar de frecuentar los clubes a los que antes iba, pues aquello resultaba ser una tentación a la que no iba a poder resistirse; empezó a esperar fuera de los bares, por la noche, a las chicas que salían solas y ebrias para seguirlas hasta algún punto del camino hacia sus casas. En ese momento las cogía y manoseaba, sabiendo que no estaban lo suficientemente conscientes como para poder defenserse. Les metía mano y les hacía sentir como la mierda, agarraba sus caras y escupía en ellas mientras la otra mano no provocaba más que dolor. En ocasiones llegó a tener sexo con ellas, produciéndose casos de violación de los que la policía nunca tuvo noticia, ya fuera por las amenazas, el miedo o la vergüenza que ellas sentían.

Pero la cosa se le fue de las manos. En aquellos momentos andaba durmiendo en casa de un camarada al que conocía de hacía muchos años, aunque éste era bastante más mayor que él. En uno de sus paseos en busca de gresca, estando ambos más borrachos de lo que deberían, divisaron a lo lejos a una joven que, con paso acelerado, se dirigía probablemente a su casa. Una mirada bastó para entenderse y, sin perder el tiempo, se abalanzaron sobre la muchacha; cubrieron su cabeza con una sudadera y con la ayuda de las manos hicieron presión hasta que perdió el sentido. En ese momento, quizás por el sentimiento de haberse pasado de la raya y con la intención de que nadie los viera, la llevaron con cuidado hasta la casa del colega. No se volvió a saber nada de ellos en semanas.

[...]

-Estaba casi muerta cuando la encontramos. Un día más y habría sido demasiado tarde -la voz grave del inspector de policía resonaba en toda la estancia-. La víctima se encontraba en un estado lamentable: desnuda, llena de golpes, cicatrices y quemaduras, con evidentes signos de haber sufrido abusos sexuales reiterados, desnutrición... Las secuelas psicológicas no serán pocas -el resto del cuerpo policial se mantenía en un silencio sepulcral-. Conseguimos atrapar a uno de los agresores, el otro huyó -cogió el archivador que le tendía uno de sus compañeros-; Kadar Himura, originario de Japón y ascendencia egipcia. Nos ha dado problemas otras veces, peleas, drogas, algún caso de acoso callejero, pero siempre ha salido airoso. Debido a la protección del menor, no nos queda otra que enviarlo a un reformatorio hasta que cumpla la mayoría de edad y, entonces, por la gravedad de sus delitos, será nuevamente juzgado en calidad de adulto. El juez ha decretado que su destino será el reformatorio Watari. Gracias a todos por asistir a la reunión.

El inspector se levantó y, a pesar de haber obtenido en el caso más una victoria que una derrota, se sentía colérico. Sentía una impotencia terrible sabiendo que alguien tan peligroso iba a estar dos años rodeado de menores de edad, con una vigilancia más bien mínima, como si fuese un patio de recreo. Apretó los puños y salió de la sala, con una mirada furiosa.


Descripción física
Un hombre alto e imponente, con cuerpo fibroso y saludable. A pesar de tener una constitución ligeramente delgada, se puede apreciar que tiene músculo y que fuerza no le falta; esto se nota sobretodo por su peso, pues, midiendo 1.85 metros, pesa 81 kilogramos, algo que no se podría adivinar a simple vista. De piel oscura y pelo revuelto y negro como el carbón, en su rostro destacan el par de ojos grisáceos que tiene, afilados y brillantes, acompañados casi siempre por unas notorias ojeras. Podría decirse que es de las pocas características japonesas que posee, ya que el resto de su cuerpo es una clara herencia de su ascendencia árabe. Sus finos labios tienden a mostrar muecas de desagrado y sonrisas sarcásticas, mientras que la negra perilla que crece en su barbilla y las patillas algo largas le dan un aire más adulto. Posee unos rasgos masculinos marcados pero atractivos, por lo que sería imposible llegar a confundirlo con una mujer.

Tiene dos pendientes en cada oreja y el cuerpo repleto de tatuajes, siendo éstos notorios a pesar de la piel morena. Le gusta fardar de buen cuerpo, por lo que no es raro verlo sin la chaqueta del uniforme, usando simplemente la camiseta de tirantes interior que se les proporciona.


Información extra

Gustos:
-El tabaco.
-El alcohol.
-Los tatuajes.
-Las mujeres.
-El invierno.
-Los refrescos con gas.
-Montar gresca.
-La carne casi cruda.
-Dormir.

Disgustos:
-Los animales, en general.
-Los colores llamativos.
-Que lo despierten de forma brusca.
-Que le digan lo que tiene que hacer.
-Que le falten al respeto.
-Que lo molesten cuando está concentrado.

Manías:
- Siempre lleva un zippo encima, aunque esté sin gas, simplemente para abrir y cerrar su tapa.
-Abre las puertas del revés (cuando dice "empujar" tira, y cuando dice "tirar" empuja).
-Rasca la pared más cercana cuando empieza a perder la paciencia, hasta el punto de llegar a romperse las uñas, hasta que estalla.

Otros datos:
-Prácticamente siempre que habla suelta alguna palabrota, además de usar en general un lenguaje bastante burdo.
-Siempre lleva algún que otro anillo, al pegar con el puño cerrado causa más dolor.
-Sufre de migrañas crónicas.
-A causa de las migrañas, a veces amanece con fotofobia (sensibilidad excesiva a la luz). Una vez se despierta de esta forma, no se le pasa hasta que vuelve a dormir. Esto le pone de muy mal humor, por lo que es recomendable no acercarse cuando se encuentra en ese estado.
-Es hijo único, pero si alguien llegara a conseguir su confianza Kadar lo consideraría su hermano de sangre.


Pertenencias:
-Reproductor de música con auriculares.
-Un zippo sin gas.
-Un anillo de plata.

Tiempo de Permanencia: Dos años.

Estancia en el reformatorio: Una semana.


Trafalgar Law — One Piece — Kadar Himura


"Las puertas siempre se abrirán para aquellos valientes que se atrevan a llamar."


Última edición por Kadar Himura el Mar 27 Nov 2018 - 23:32, editado 2 veces
Kadar Himura
avatar
Mini ava :

Mensajes : 7

Volver arriba Ir abajo

Re: Kadar Himura [ID]

Mensaje por Gin Fujimoto el Mar 27 Nov 2018 - 22:08

Comenta mediante post cuando la termines.
Gin Fujimoto
avatar
Mini ava : Imagen 130x130

Mensajes : 683

Volver arriba Ir abajo

Re: Kadar Himura [ID]

Mensaje por Kadar Himura el Mar 27 Nov 2018 - 23:33

Expediente finalizado.
Kadar Himura
avatar
Mini ava :

Mensajes : 7

Volver arriba Ir abajo

Re: Kadar Himura [ID]

Mensaje por Nils W. McClain el Mar 27 Nov 2018 - 23:54



No olvides realizar los registros necesarios, bienvenido.
Nils W. McClain
avatar
Mini ava : Imagen 130x130

Mensajes : 3452

Volver arriba Ir abajo

Re: Kadar Himura [ID]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.
Afiliados elite
Crear foro
Directorios